Tras cinco semanas de exposición, la edición 55ª de Casa Decor llega a su fin. Ha sido una edición épica y diferente, dadas las circunstancias por todos conocidas. La primera apertura, del 4 al 12 de marzo, se vio interrumpida por el estado de alarma sanitario. Por fortuna, tres meses después del cierre temporal, la exposición vio de nuevo la luz, abriendo cuatro semanas más, para poder disfrutar en vivo de la experiencia en la casa-palacio de Velázquez, 21.

       

A las 5 semanas presenciales es preciso sumar 95 días de confinamiento, en los que la exposición permaneció abierta virtualmente, a través de vídeos, fotografías y un tour 360º, difundidos en todos los canales de comunicación: notas de prensa, newsletters, web, blog y redes sociales. Han sido meses intensos y muy activos, en donde la visibilidad de los espacios y productos expuestos se ha multiplicado por cuatro o, incluso, más.

 

De esta manera, se ha tratado de la edición más larga en los 28 años de historia de Casa Decor, tras 132 días de exposición presencial y virtual, que ha permitido que miles de personas en todo el mundo puedan conocer y descubrir los proyectos, productos y materiales de más de 200 expositores, entre profesionales y empresas. Pero también ha sido una edición especialmente bonita, gracias al espectacular edificio que acogía a la exposición y a la calidad y el alto nivel que había en los 67 espacios.

 

Nuestro espacio para este año ha sido una suite con vestidor, diseñada por Ángel Verdú, con el que repetimos por segunda vez, después del éxito del año pasado, al conseguir el Premio al Mejor Proyecto Casa Decor 2019. Son muchas las personas que han pasado por nuestro espacio y han podido admirar el trabajo realizado en él. Nuestro espacio «Sweet Dreams!!!» es un lugar donde se respira un atmósfera serena y equilibrada, abusando de una textura de madera inusual en la ebanistería, con colores neutros y relajantes que incitan al relax y al descanso. La simplicidad y regreso a una modulación clásica es la tendencia que marca la suite, dividiendo la altura del espacio en alturas ergonómicas funcionales y frisos decorativos en la parte superior, distorsionando visualmente los 4 metros de altura de la estancia, huyendo de la verticalidad impuesta en épocas anteriores. Jugando con las diferentes perspectivas, el espacio tiene varios espejos instalados de forma estratégica, y así conseguimos otros puntos de vista de la misma habitación, que la hacen aún más espectacular.

Nuestro espacio está fabricado en su totalidad, con madera de tulipier. Un árbol de crecimiento rápido, procedente de bosques reforestados del noreste de E.E.U.U. y Canadá, y utilizada habitualmente para mobiliario fino de interior, decoraciones de carpintería con panelados, molduras y frisos, y contrachapados.  Toda la pared, forma un panelado estilo «Mil Rayas«, enmarcados en cuarterones, con rodapié y friso superior.

La suite, separada del vestidor por dos grandes ventanales de 3 mt de altura, iconos de nuestra firma, uno de ellos está fabricado en madera en su totalidad y el otro en madera-aluminio. Ambos con perfil IV78, triple acristalamiento y herraje oscilobatiente oculto.

El vestidor esta formado por dos frentes de armarios con puertas macizas de 45 mm de espesor, con el mismo diseño de todo el panelado y revestimiento interior personalizado en melamina de alta calidad e iluminación led con sensor de movimiento.  Los materiales usados, además de la madera lacada en tonos neutros con pátina gris, son textiles naturales, que aportan calidez e invitan al descanso. El leitmotiv de este año en Casa Decor, ha sido la sostenibilidad, y nosotros hemos contribuido creando nuestro espacio, con maderas provenientes de bosques reforestados, y tejidos 100% naturales.