Ya sabemos que la imaginación no tiene límites, y en el mundo de la arquitectura, esta regla se cumple a rajatabla. Pero para convertir una idea en realidad, se requiere horas de estudio, tecnología y buen hacer. Y Román Windows & Doors, somos una compañía experta en llevar a cabo los sueños de nuestros clientes.

Un ejemplo claro de cumplir sueños imposibles para algunos, es esta imponente puerta, que parece que quisiera rozarse con las nubes.

 

Fabricada en madera de iroko barnizado y alistonada, con casi 9 metros de altura. Y para no perder la estética de la puerta, uno de los listones se fabricó para que cumpliese la función de tirador.

 

Y si la puerta ya es espectacular, tampoco se queda atrás una de las terrazas de esta villa. Con una pérgola de iroko barnizada a juego con la puerta de entrada.