El cobre –un material antimicrobiano inherente capaz de eliminar rápida y completamente patógenos dañinos al contacto- ya está siendo utilizado en el sector salud en todo el mundo en superficies de contacto como llaves de lavamanos, contenedores y carros. En el caso del Hospital de Maphutha Malatji en Phalaborwa, el cobre antimicrobiano se encuentra aplicado en manillas de puertas, palancas de empuje, estantería, cuencas y llaves se han instalado desde el año 2011 como una medida adicional al control y reducción de riesgo de infecciones intrahospitalarias asociadas.
El cobre comparte su capacidad antimicrobiana con muchas de sus aleaciones incluyendo latones y bronce, y estas a su vez ofrecen resistencia al desgaste en las superficies en una gama de colores que continuamente reducen la contaminación de la superficie y se denominan colectivamente «cobre antimicrobiano».

Los productos antimicrobios tienen propiedades anti bacterias, virus, hongos y mohos. En la unión europea las enfermedades nocosomiales matan a 37.000 personas al año, y un 80% de las infecciones son por contacto directo y debido a las insuficiencias de esterilización o falta de antisepsia.

cobre

Características:

• Antimicrobiano natural, sin añadir sustancias químicas

• 100% reciclabes, sin ninguna pérdida de sus propiedades

• Acción antimicrobiana continua y permanente. No se desgasta

• Más eficaz que el acero inoxidable y el recubrimiento de plata

• No perjudicial para personas ni medio ambiente

Programa CU+ es la solución para centros de salud, hospitales, residencias, escuelas, universidades, edificios públicos, etc.

Las distintas aleaciones del cobre antimicrobiano registrados en EPA (Environmental Protection Agency de USA) han sido probados exitosamente en distintas bacterias como la MRSA (estafilococo aureus resistente a la meticilina), estafilococo aureus, enterobacter aerogenes, E-Coli, entre otras bacterias.

DIFERENCIAS ENTRE EL COBRE Y EL BRONCE

 

La Tabla Periódica de los elementos reporta unos 115 (tal vez más…) elementos conocidos hasta la actualidad, el cobre es uno de ellos y pertenece al grupo de los metales, símbolo Cu, (cuprum), mientras que el bronce no es un elemento sino una aleación entre metales.
Bronce es la denominación dada a las aleaciones metálicas que tienen como elemento base al cobre, combinado con porcentajes – que pueden variar entre 5 y 25% de estaño y proporciones variables de otros metales como: zinc (Zn), aluminio (Al), antimonio (Sb),o fósforo (P). No hay «un bronce», por decirlo de alguna manera, sino «varios» ya que depende de los porcentajes con que dichos elementos, se unan. No hay punto de comparación entre las propiedades físicas y químicas del cobre y bronce, ni entre los «distintos» bronces entre sí.