UNA PUERTA SIN BISAGRAS

Este sistema innovador aporta elegancia y un toque sofisticado  a la puerta de paso tradicional convirtiéndola en un elemento más personalizable.

La tradicional bisagra con su sistema de anclaje en el mismo bastidor es sustituida por un sistema de piernos anclados en la parte lateral superior e inferior de la hoja. En la parte superior, un pierno giratorio de dos piezas el cual contiene un pivote soportado por un muelle, fija la parte superior de la hoja a los marcos lateral y superior. En la parte inferior, otro pernio giratorio soporta el peso de la puerta y la fija tanto al marco como al suelo.

Además es importante destacar que esta bisagra admite ser anclada a la pared y excluir el bastidor, por lo que amplía las posibilidades decorativas de la puerta y de la sala en sí.

No obstante, hay que señalar que este tipo de bisagra tiene una apertura de solamente 130°, lo cual no es en absoluto un aspecto negativo ya que un 95% de las puertas no necesitan aperturas de 180°, y de las que tienen dicha posibilidad, en su mayoría se invalida el giro total con un tope para evitar golpes en la pared, muebles, etc…

Este nuevo sistema de apertura es totalmente compatible con todos los diseños de Roman W&D, acabados y manivelas y no requiere medidas mínimas y además es capaz de soportar puertas de gran tamaño, de hasta 65kg.