La nueva generación de barnices de la casa alemana Sikkens, ha sacado una línea de productos denominada Duraflex, con la que se mejora la elasticidad y resistencia de su predecesora Powerfeed, e introduce una nueva tecnología de bloqueo de iones en la capa intermedia del barnizado, con la que mejorar el aislamiento.

Esta apuesta de Sikkens supone una innovación en el aislamiento de los componentes de la madera en sistemas translucidos y opacos, especialmente para las maderas de roble y alerce. La nueva estructura de la resina con grupo de iones de carga positiva se adhiere a los componentes decolorantes de la madera, mediante un proceso electroquímico, y evita la pérdida de color en la superficie de la madera.

La tecnología de bloqueo de iones de Sikkens se aprovecha del contraste entre colorantes de la madera, de carga casi siempre negativa (-), y de los componentes de carga positiva (+), de la resina. Los colorantes se ven atraídos por los extremos de los iones y quedan bloqueados por el revestimiento, así se puede reducir, e incluso evitar, la migración de los componentes de la madera hacia la superficie del sistema de recubrimiento.

Esta Tecnología innovadora posee además una buena adherencia en zonas húmedas, humectación y relleno de los poros. De este modo, se mejora la resistencia a la intemperie de todo el sistema de revestimiento.

Además, este producto no posee metales pesados, por lo que su aplicación en nuestros servicios de carpintería ayuda a conservar el medio ambiente y a continuar con nuestra Responsabilidad Social Corporativa.