Siguiendo la tendencia arquitectónica de los últimos años,en esta villa ultramoderna, el minimalismo se ha llevado a la mínima expresión usando materiales para que el paisaje y el reflejo de la luz sean los verdaderos y únicos protagonistas de esta casa.

Para conseguir el golpe de efecto perfecto y multiplicar y proyectar la luz por toda las estancias, se han producido puertas interiores de la “Línea Hidden” de Román Windows & Doors, lacadas en blanco alto brillo y manivelas con roseta insertada en hoja.

  

Con los frentes de armarios, se ha seguido la misma línea que en las puertas, y los interiores han sido diseñados con melamina de lino textil, cajoneras de vidrio y iluminación led vertical con sensor de apagado y encendido.

 

Los espacios inmersivos que ofrecen estimulación física y visual, son la clave para conseguir una mayor conexión emocional con el usuario. El mobiliario confortable y de formas envolventes, ayuda a crear experiencias sensoriales más satisfactorias. Por ello se ha diseñado el mobiliario principal de la casa, llevado a cabo por Román Windows & Doors, con forma de cubos de diferentes tamaños de efecto 3D, a diferentes niveles y alturas, que parecen moverse y salirse de la pared, conforme pasan las horas del día.

El uso de grandes ventanales con el perfil de Mínimal Windows, en colaboración con Román Windows & Doors, hacen de marco para la luz y el paisaje de esta vivienda.